top of page
Buscar
  • Foto del escritorFelisa García Sánchez

A veces se florece en la oscuridad


Es bonito dejar que la luz salga por sí sola, sin forzarla, para aprender después sobre la capacidad de resurgir desde lo que antes te ahogaba.

La condición es no apresurarse, confiar, permitirse esos días donde poco se comprende y todo se cuestiona. Amar lo que Es.

Amar tu caos, amar tus profundidades y aceptar ese estado.

Quizás se necesite más tiempo para enraizar en el barro, para así después poder nadar hasta la superficie sin que las fuertes corrientes se te lleven a la más mínima.

Quizás para ver tus aguas cristalinas debes permitir que antes se remuevan.

Quizás no sepas ver tu propia luz hasta que veas tu reflejo, el día que desde la orilla de tu vida, te atrevas a asomarte al agua que antes te daba miedo.

Todo lleva su tiempo.

En ocasiones, apresurarse en querer ver la luz puede alejarte de la paz que creías que aún no tenías, y que ya te hacía brillar sin saberlo.


Texto:

Sonia Coll

89 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page